Wednesday, 1 June 2011

De los fiordos helados a la sal de la playa

9:50 h. Thursday 26-05-11


Quedan 10 minutos para hacer el check-out en el alojamiento, yo ya me he duchado, vestido y ultimado mi equipaje, creo que no me dejo nada, cierto es que es complicado hacer la maleta en una habitación cuya mayor claridad es una pequeña rendija que se asoma tímida entre las cortinas, pero por ello solemos hacer la maleta por la noche, cuando la transitada habitación (8 camas contando las nuestras y todas ocupadas) aun está despierta, unos en el bar del albergue, otros leyendo, viendo pelis en sus ordenadores…
Ayer fuimos al bar a tomar una bebida a la que invita el albergue todos los días a las 8:45 h., realizaron un juego de preguntas y respuestas “Quiz” y más tarde un tipo tocó música en directo con su guitarra, un fenómeno, pensé.
Aun tengo algo pendiente y es hacer una recopilación en un Cd de canciones que únicamente he escuchado aquí y me entusiasman, algunas las tengo apuntadas y otras tendré que buscarme la vida preguntando en los bares o en los establecimientos donde vayan sonando.
Ayer reservamos el alquiler de una nueva furgo, esta vez de otra empresa llamada “Wicked” que significa algo así como malicioso, y se trata de una flota de campervans decoradas con graffiti con dibujos muy originales y con mucho color, a ver cual nos toca.
Siguientes destinos: Te Anau, Milford Sound (paraíso de los fiordos!) y el último pueblo del extremo del país: Invercargill, y por esta razón, he depositado grandes expectativas en él, que siga el show…


4:30 h de la madrugada. Saturday 28-5-11

Noche lluvioso en Milford Sound, zona repleta de naturaleza allá donde mires, altísimos manantiales que brotan finísimos chorros de agua desde cada montaña del fiordo.
Siento la lluvia golpear el techo de la furgo, le temática de esta va de zombies, “lo que nos faltaba” pensé la primera vez que la vi hace dos días, “parecemos chicas malas” le dije a la chica que nos gestionó el contrato de alquiler, ella se rió pero pensaría “vaya cuadro estas dos”.
A menudo a la pasar la gente nos saluda por la calle y yo creo que es porque tenemos una mezcla de entrañables, cómicas y pintorescas, lo cierto es que se nos ve a la legua de que palo vamos, y más cuando nos ven lavarnos los dientes en cualquier parking a orillas de un lago o una playa o lo que toque la noche anterior, a las 9 o 10 de la mañana después de desayunar.
Esta furgo es más amplia que la anterior, el espacio está mejor organizado, tiene mesa interior desmontable, sillas de lona tipo camping y mesita auxiliar, fuego con bombona de gas, gran depósito de agua, puertas correderas por ambos laterales, el colchón es confortable, nevera… no sé si mejor o peor que la otra porque cada una tiene sus peculiaridades, supongo que después de los días me podré decantar por alguna, aunque por cierto…la otra no tenía mosquitos espachurrados en el techo interior, desde no se sabe cuando, curiosa decoración, en fin.
Con esta estaremos 5 días y la devolveremos de nuevo en Queenstown y de ahí nos dispondremos a seguir con el itinerario de autobuses ya que aun nos quedan algunos trayectos. El siguiente destino será Dunedin, cuna universitaria de la isla Sur, recuerdo que una alemana que conocí en Paihia, en Bay of Islands, me sugirió visitar unos de sus museos que decía ser muy interesante, me lo apunto pues.
Ayer estuvimos en Te Anau, después de la comida, por cierto hicimos pasta con tomate, carne picada y cebolla que me supo el plato delicioso, una comida de las de dejarte después “pecho palomo” perdida, expresión que a Nines le hace gracia y a menudo, mientras zampamos me pregunta: hoy pecho palomo o qué? Es buena compañera de viaje: se organiza bien con la orientación y los mapas, decide rápido ante cambios repentinos o inesperados en los planes y no es tikis ni quisquilla, aunque para comer tenga buen apetito, es algo milindris para algunos alimentos y tengo que andar en plan amatxu para que coma más frutas o verduras, creo que ella misma se está sorprendiendo a si misma de lo que es capaz de comer. El resto del día lo pasamos entre bromas y vaciles entre nosotras y dirigidos a otros que nos vamos encontrando y que ellos mismos ignoran, hacemos planes, más risas…
En fin, quien nos lo iba a decir algunos meses atrás que de compañeras de trabajo de fin de semana pasaríamos a ser dos viajeras empedernidas con ganas locas de descubrir y gozar con nuevos horizontes. Esta será sin duda una etapa memorable en nuestras vidas y la recordaremos con una sonrisa.
Cambio de tercio, tema que me merodea desde hace días, en España la cosa anduvo revuelta con las elecciones, no se si se habra apaciguado, y no logro hacerme a la idea del ambiente que se estara respirando, tal vez hostil en menor o mayor medida que hace 4 años, pero sí que con la crisis y demás avatares político financieros, la ciudadanía responde, a mi juicio con razón, porque a nadie en el sistema le gusta que le mangoneen. Nosotras aquí estamos en una burbuja de cristal y nos enteramos de lo que pasa incluso en este país por lo que nos va contando la gente, no vemos ni la tele ni leemos los periódicos.
Incluso el terremoto de Lorca en Málaga nos lo comunicó un señor que conocimos en Rotorua, el que nos dejó sus piraguas y nos regaló frutos feijoas del árbol de su jardín, aunque a mi me lo habían contado aita y ama en una de las conversaciones vía Skype que tenemos de cuando en cuando, menos de las que me gustaría. Ciertamente, que feliz la vida del ignorante y el necio que no se entera de las desgracias del mundo y que vive el aquí y ahora de modo natural. Aquí lo que prima es el día a día y el como, nunca el por qué… por qué? Porque yo lo valgo! Me lo he ganado trabajando, para discursos políticos que empañan el cristal tengo toda una vida, y pueden esperar todos los mitings y spots publicitarios del mundo. Las unicas noticias que nos han llegado son que la cosa empezo con manifestaciones a cuenta de la negativa de los bancos para conceder creditos para las viviendas y sumandose a las elecciones, el pueblo se ha manifestado en mayor medida por otras razones que ya tenemos mas que aprendidas (que alguien me corrija si me equivoco o si estoy muy equivocada porfavooos!), por una parte, me gustaria estar alla aportando mi grano de arena a la lucha por unas mejores condiciones laborales y economicas que evidentemente tambien me afectan a mi, y soy la primera que ha sufrido migranas pensando en como sera su futuro en cuanto a la vivienda y su dificultad por tener una en propiedad y es, en cierto modo uno poco mi decision de viajar la que fue precedida a esta migranas "para pagar un piso aun me queda toda una vida" fue una de mis reflexiones, y hoy, ahora, no me arrepiento de mi decision, pero por otra parte, supongo que yo podria ser una de las muchas manifestantes que duerman como en estos dias en la plaza del Arriaga en Bilbao. No se, estoy pensando en el tema mas de lo que me gustaria, aunque eso no me resta seguir saboreando mis vivencias en esta parte del planeta, en fin, procurare estar mas informada y dividir mi tiempo en internet para saber mas del panorama, pero sigo pensando… que alegre la vida del ignorante…
Aquí, metidita dentro de mi saco a estas horas de la madrugada (gracias a mi hermano Sergio por su saco que es una gozada, zenkiu Gerbatiyo! te hecho de menos a ti y a tu sonrisa de canallita incansable por hacerme rabiar) pensé que lo había traído en balde con eso de ir de albergue en albergue, ya que en estos te proporcionan sabanas y edredones sin problema, pero nada de eso, aquí estoy metida cual gusano de seda en su crisálida, tan agustico.
Ayer, mientras recorríamos carreteruchas de esas que los Gps te suelen mandar campo a través, sin cobertura en el móvil y con la radio a pleno rendimento buscando emisoras rimbombantes, pensé en el Cd de música maorí que nos regaló el amigo Dylan en Taupo, Cd editado y elaborado por su familia, un gran honor, pensé, ahora está entre enseres de viaje en la parte de atrás de la furgo, en alguna maleta o mochila, pero, como en otras ocasiones, y a finde no quedarnos amodorradas con el rutinario paisaje que durante muchos kilómetros se hace homogéneo, nos pusimos a cantar, y me descubrí recordando letras de antiguas canciones en euskera, canciones de verbenas, otras de Joaquín Sabina, de cantautores que me entusiasmaban en mi adolescencia como Ismael Serrano y Javier Alvarez, Rosana, ella baila sola… y cuando se nos acabó el repertorio cantábamos a voz en grito estribillos de folclóricas del panorama, tambien Celtas Cortos, el sarri sarri, el kaixo kaixo zelan ondo de Urtz… buenos ratos al volante!
Ahora llueve más fuerte, y aquí, a orillas de un lago entre fiordos que desembocan en el mar de Tasmania, a pierna suelta sobre este colchón que resulta bastante cómodo, dentro de este caparazón de caracol que es nuestro hogar durante varios días y sin olvidar el saco calentito, voy a intentar quedarme dormida entre ronquidos de aquí mi ve cina de al lado y la lluvia txisporroteando osada en lo alto, solo me falta un mono con platillos de orquesta y una docena de cuervos con la sana intención de picotearme, si, que apacible murmullo de fondo, pero por suerte, ya llevo un rato largo escribiendo y Morfeo se está apoderando de mi, y tengo sueño, se me cierran los ojos.
Pensaré que la lluvia es una nana que me mece en el océano…
Poemas y ensoñaciones aparte, corto y cambio con una sabia frase que a menudo pienso… que viva la fotodepilación! Ale! a mimir! ZzzzZzzzZzz…


12:30 h.

Cargando la cámara de fotos y el móvil en un bar/ oficina de información he decir que tengo más ganas de nadar que nunca desde que llegue, echo tanto de menos hacer deporte a diario, la vida backpacker y la actividad física se limita a grandes pateadas, aunque hayamos subido montes, recorrido glaciares, andado en bici, kayak, etc, no es lo mismo que marcarse una rutina diaria de deporte como cuando estoy en Bilbo, y es algo que te pide el cuerpo cuando estás habituada a ello, pero bueno, también pienso que otras cosas aquí me compensan con creces, aunque de hoy no pasa, el siguiente pueblo que visitemos hemos decidido por unanimidad que ha de tener polideportivo.


15:45 h. Sunday 29 May 2011-05-31

Olor a mar… ganas de gritar de alegría, según avanzaba por la arena me iba dando cuenta de las ganas que tenía de estar en una playa, ésta en Invergargill, la punta extremo del país y con ello, de la isla sur, me ofrece un espectáculo que echaba de menos, he visto lagos alucinantes de aguas tranquilas y transparentes, montañas nevadas y sin nevar, glaciares, fiordos inmensos y cientos de cascadas de formas varias, de grandes ríos que viajan con fuerza por sus cauces y finitas que se precipitan el hilitos blancos de agua sobre la montaña oscura, muchas vistas de dejar con la boca abierta sin entender como nunca había podido imaginar que partes tan hermosas podían existir en el planeta, he disfrutado con cada una de ellas tanto… pero… ¿qué tiene el marque hace que de pronto te inunde una sensación como esta? Deseo ferviente de correr, de reír, de saltar y hacer piruetas con el sol ya bajando sobre el horizonte ganas de respirar3eeste inconfundible olor, la sal, la humedad, el iodo… no puedo estar mejor, con esto ya mi sonrisa se ve bien abierta, no se apaga.
Kilómetros y kilómetros de litoral con olitas, pequeñas pero seguidas, lo suficientemente considerables para que un par de tipos se deleite realizando txiribueltas aéreas haciendo kite surf y moldeando el viento con sus cometas, no lo he practicado nunca pero adivino una sensación poderosa de libertad, hago fotos, no me canso de fotografiarlo todo, todo es importante recordar una vez que pase el tiempo… mucha vida, pura vida.
Al llegar aquí hemos hecho la comida; arroz a la cubana con plátano frito y ensalada, solo ha faltado el huevo frito, pero bueno, así andamos, terminando lo que nos queda para hacer la compra cada tres días como poco y evitar que se echen a perder los alimentos, por ahora, va bien. Nos hemos sentado cual domingueras al ladito de una duna a cocinar, campingas, sillas, mesas, ingredientes… adoro esta vida nómada que me permite hacer cosas que no hago a menudo durante el resto del año, ser dueña de mi tiempo y que los minutos y la horas se conviertan en solo eso, tiempo que pasa y fluye a mi antojo, fundirme con cada amanecer y que cada atardecer sea como el primero de mi vida.
Ayer tras conducir de nuevo a Te Anau recorriendo por paisajes nevado de fiordos en Milford Sound, repostamos (temí con los pelos de punta quedarnos paradas en medio de algún recodo del camino a kilómetros de alguna gasolinera, me notaba la cara de pócker XD!) benditas gasolineras donde estarán cuando se las necesitan? Cuando tienes el depósito a rebosar son capaces de aparecer de tres en tres en menos de 400 metros, nosotras por nuestra parte, ya habíamos trazado un plan, si nos quedábamos tiradas, mientras una iba a por gasolina haciendo autostop, y si, se que suena mal pero aquí es algo tan usual y seguro, todo el mundo lo hace y como ya he comentado en otras ocasiones, he conocido a gente que se recorre todo el país de este modo, pues bien, mientras una ¡se dedicaba a eso, la otra iba cociendo la pasta para la comida, así de pitxis nos volvemos, la vida pirata es lo que tiene, improvisaciónnnnn jejejeje. Por suerte hubo plan b, que consistió en repostar a tiempo, uf….!
Tras 2 horas de carretera llegamos ya de noche a Invergargill y dijimos ¿hoy es sábado, no? Qué onda? Pues habrá que salir a bailonguear un rato, no? Daaaale! Dado el tipo de pueblos que hay aquí, te puedes encontrar con uno medio fantasma o, en otras ocasiones, uno con mucho transito de gente y, por suerte, ya iba tocando de los segundos, nos apetecía un poco de vidilla urbana también.
Nos arreglamos un poco y a cenar por la ciudad, copicheuela y directas al bar más animado que localizamos en la zona, y allá que estuvimos hasta las 5 entre salidas a la tienda de 24 horas que había al lado a picar algo, volviendo a entrar y hacer pasos de baile imposibles de entender, algún vinillo, bromas… noche agradable, si señor!
Este solete que me da aquí sentada en la arena me da energías y hoy, por fin me zambullirle en una piscina que he localizado preguntando en la oficina de información, yiiiiha! que más puedo pedir ya??
Ahora, con una cuchara a rebosar de algo parecido a la Nuttela en la boca, me siento llena de verano, a pesar de ser casi invierno aquí, pero esa chispa de verano endulza el día y me dice que estoy exprimiendo las estaciones de cada continente como nunca.
Suspiro, respiro… mar, viento, aire y arena… frescura…


21:00 h.

Mañana entregaremos el coche en Queenstown y salimos ahora para allá, si se nos hace pesado el trayecto, pues paramos a dormir en algún pueblillo que pille de paso, estoy relajada, he nadado 3750 metros en la piscina y luego nos hemos metido al jacuzzi calentito, después una rica ducha mezclada de aromas de champú de moras silvestres, mascarilla y crema hidratante.
En el jacuzzi han entrado dos chicas del equipo de natación sincronizada que había estado entrenando en una de las piscinas contiguas hacía un rato, llevaban unos bañadores preciosos y no he podido evitar preguntarlas donde los habían comprado a lo que me han respondido que lo hicieron por internet con todo el equipo, me han dicho la marca que era visible en ellos y me han comunicado que es una empresa australiana, Aquadiva, y son realmente originales, con dibujos de duendes, mariposas, y abstractos con trazos maoris.les he preguntado cuando tardaron en llegarles desde el pedido y dicen que como dos semanas, quizá me dé tiempo y podría preguntarles a mis amigos los que viven en Chrischurch si les importaría recibirlo allí, ya que no tengo sitio fijo a donde pedirlos, no creo que les importe, mañana me meteré en la web a ver que veo, que caprichosa soy a veces con algunas cosas, pero es que me resultaría simbólico poder nadar con un traje de baño adquirido aquí.
Ha pasado media hora desde la última vez que he escrito y he tenido que añadir lo grandiosas que son las estrellas en una noche como la de hoy, puntos brillantes muy unidos entre sí que plagan el cielo y anuncian que mañana será un bonito día soleado, recuerdo de repente la vez que nos perdimos bajando del monte Dum en Nelson y mire hacia arriba por casualidad, tengo esa imagen grabada… estrellas bien grandes que relucían en la noche igual que lo hacen hoy.


22:00 h.

La Nines conduce y esta emisora me tiene como loca porque no paran de sonar temazos de hoy a yare, en estos momentos suena Adelle con su tema “Rolling in the deep”, cada vez son más los temas que voy anotando en mi cuaderno para incluirlos en mi Cd que me recuerde a los mese vividos aquí, que, al igual que los olores transportan a sitios y épocas pasados, ocurre lo mismo con la música, así que, que así sea.
Hace un rato, hemos tenido una conversación de esas que empiezan no se sabe porqué, narrando aventuras divertidas y anécdotas ya vividas, y se va transformando en un diálogo de sentimientos más hondos, esos que se guardan dentro de uno, y que únicamente salen en momentos contados, cuando la atmósfera se presta a ello.
Me ha venido a la memoria como tantas otras veces mi abuela, antes de que se fuera no sabía que era posible acordarse de una persona casi todos los días y he llorado amarga pero dulcemente recordando cuanto la quería, cuanto la queríamos todos, todo lo que daba en vida y en el tremendo ejemplo a seguir que fue y que es aun hoy en día. Y como dice la cancion de Joaquin Sabina... "perdon por la tristeza" pero quien si no ella tenia que ser nombrada en mis letras en algun momento... quien si no ella.
He contado orgullosa sobre la familia tan sana que tengo, sin maldades, sin dobleces y peleas absurdas de esas que abundan en los pueblos y en las ciudades, he sonreído acordándome de mis primos y primas, de mis tíos, mi abuelo, con sus divertidas ocurrencias como cuando decía que él y mi abuela se conocieron por internet, que había salido del armario y muchas otras disparatadas historietas fruto de su imaginación, lo que veía por la tele y lo que había vivido, con su tremendo carisma y sentido del humor, que aunque ya algo mermado, sigue intacto, sobre todo en nuestros recuerdos, me vienen a la memoria tantas y tantas tardes en la casa, en la sala de estar con el calorcito del brasero debajo de las faldas de la mesa circular y todos apiñados sobre las sillas para disfrutar de ese calorcete, contándonos cosas, jugando o riéndonos de las primeras palabras de algún recién bebé llegado a la familia, mi abuela, riéndose y disfrutando de cuando hacíamos rabiar al abuelo, de sus peleas en broma, de cuando cocinaba en la cocina emanando esos olores tan ricos que solo las abuelas pueden producir, tantos recuerdos increíbles… podría ennumerar todos y cada uno de ellos sin dificultad, esas imágenes y sonidos están intactos en mi memoria, ya tan vivos que parece que fue ayer cuando nos sentábamos en el merendero del patio de la casa durante esos interminables y cálidos veranos debajo de las parras, rodeados de tiestos, gatos, juegos… los cumpleaños, mi madre cantando el cumpleaños feliz y desafinando mientras la familia reía de lo malamente que canta la Juani, JAJAJJAJAJAJ… ama sé que no te ofendes que tú misma sabes que no es lo tuyo y cantas a sabiendas que no quedará nadie a 25 kmtrs a la redonda que no se eche las manos a la cabeza al oírte entonar semejantes graznidos, mira que todo lo demás te sale de rechupete pero eso… lo lejos y sin embargo tan cerca que están todos ellos de mi.
A veces me doy cuenta de que tengo muchas razones para ser feliz, tantas…
Me ha gustado charlar con ella de cosas, creo que con el paso de los días nos hacemos más cómplices y eso supone una grata compañía con la que compartir vivencias.
Seguimos el trayecto, pero no sin antes parar para ir al baño.


23:00 h.

La emisora flaquea y mientras trata de encontrar algún canal anuncio que ha llegado la hora de ponerse a cantar y rebuscar en la memoria nuevas canciones con las que taladrarnos el oído la una a la otra, los “greatest hits” de hoy han sido:

- Tras la barra del bar. Platero y tú.
- Legalización. Skape.
- El roce de tu cuerpo. Platero y tú.
- Soldadito marinero: Fito y fitipaldis.
- More than words. Extreme.
- Cai. Niña Pastori.
- Imagine, Hesterday, hey Jude. The beatles
- Si tu no estás. Rosana.
- Lau teilatu.
- Color esperanza. Diego Torres.
- Maritxu nora zoaz.
- En el muelle de San Blas. Mana
- Noches de bohemia. Navajita plateá.
Acabo de recordar de repente cuando mi hermana y yo cantábamos la canción maría de la O con corografía y cara de pena incluída, como dos posesas y repartiéndonos las estrofas y algunas a dueto y he llegado a la conclusión de que todas las personas que voy recordando desde que llegue son las que realmente quiero y añoro; mis aitas, mis hermanos, todas mis amigas y amigos, mis compañeros de trabajo… ay Imanol, tengo tantas cosas que contarte, veras en los ratos libres que no tengamos cursillo, no voy a parar! Jajajaja prepárate!


13:00h. Thuesday 31 may 2011-05-31

Hemos llegado al hostel y después de caminar media hora cargadas de maletas, mochilas y bolsas con la comida que aun nos quedaba de los días de furgoneteo, por fin hemos llegado exhaustas y para nuestra sorpresa, en la recepción no había nadie, pero lo más gracioso es que había una pizarrita informando que si tenias reserva hecha, con apuntar tu nombre en el numero de habitación con el rotulador y coger la llave bastaba, bueno! De broma!.
La verdad que cada albergue tiene sus peculiaridades, no deja de sorprenderme cada vez que voy a uno distinto, cierto que la mayoría comparte cosas en común, pero cada uno proporciona su esencia, mas hogareña o más activa y fiestera. En nueva Zelanda hay dos cadenas digamos más grandes de alojamientos juveniles: los Youth Hostel (Yha) y los Backpackers Hostel (BBH) y, si te haces un carnet de cada uno de ellos disfrutas de descuentos a mi juicio poco perceptibles, y no sabría cual de las dos cadenas es mejor porque depende mucho de cada ciudad.
Haciendo memoria, voy a intentar recordar todos los que he estado, veamos….:
- Base Auckland, Peppertree Bay of Islands, Yha Rotorua, Cactus jacks Rotorua también, astro en taupo, Downtown y Nomads en Wellington, Picton lodge en picton, The custom house en nelson, Choice plaza en Auckland la segunda vez, The kiwi house en Chrischurch, Yha ed greymouth El base de Queenstown, las dos furgos, compañías; Jucy y Wicked… si no me olvido de ninguno esos son, en total 13 en dos meses! Y tengo claros ganadores en un ranking de tres en el pódium; el Peppertreee Paihia, el Custom House en Nelson y el Yha de Greymouth
He descubierto dos ordenadores en el piso de arriba junto a la salita de estar con pinta de acogedora , hay un mueble lleno de Dvds de películas, otra opción para después de cenar, y muchas de ellas no las he visto, well done!
Cambiando de tercio, por fin han llegado las postales que envié desde Auckland es mediados de Abril, hace una semana que la gente empezó a comunicarme que les habían llegado y les había hecho ilusión, pues a mi también! En total han tardado cosa de un mes, pensé que, a pesar de la distancia, llegarían antes, pero bueno.
En cuanto a libros… veamos, nos estamos leyendo a medias Nines y yo uno que ella trajo “la princesa de hielo” Camila …….. (no recuerdo muy bien el apellido), una escritora sueca que escribe novelas de intriga y que conjuga inteligentemente la trama, con las relaciones de los personajes y el hilo conductor en este caso, de asesinatos de manera que te atrapa la historia y a cada rato libre estoy deseando seguir leyéndolo, y como vamos casia la par, resulat divertido debatir con ella las diferentes versiones del argumento, la percepción de una y de otra, las posibles resoluciones de los crímenes, conjeturas…
Ayer por la tarde paseando por última vez por Queenstown, ese lugar que tanto me ha gustado, ví en una de sus bulliciosas calles una pequeña tiendita de libros de segunda mano de esas que parecen salidas de otra época, no pude resoistirme y entré y, aspirando ese olor a papel, madera e incienso, saboreé esas sensación de curiosidad que únicamente experimento cuando estoy rodeada de libros por todas partes, bien en una tienda o en una biblioteca, con el único deseo de dar con el ejemplar exacto que sea capaz de captar mi atención desde casi elprincipio de sus líneas, deseando devora a cada rato con la emoción del que sucederá, sé que mi amiga Ainhoa entenderá esta sensación a la perfección, gran devoradora de novelas y escritos de todo tipo y género, ese gusanillo es delicioso sentirlo, a que si, Paino? Libros… cada uno con su olor, los nuevos al pasar rápido las paginas sujetándolos por el canto con el dedo pulgar e índice, los viejos con ese tan característico… en esta tienda al entrar olia muy rico, después de mirar, deliberar y aclararme, después de varios vistazos he dicisado dos baldas contiguasrepleticas de novelas de Stephen King, aoh! Cielos! Recuerdo una sugerencia en emedio de una conversación con uno de los viajeros que me he ido encontarndo, Roberto, que viajaba con ootro chico que conoció en nz, Alberto y que casualmente también es de >Madrid aunque no se conocían de antes, un da noche, al terminar de vcenar, salimos a la calle porque querían echarse un cigarrito y allí coemnzamos a hablar de viajes, lugares donde habían estado, planes, sueños, de ahí pasamos al cine y de ahí a los libros, me viene a la memoria esa forma apasionada de hablar de su escritor favorito, Stephen King, y de la manera de ensalzar su modo de usar la diléctica, las metáforas, usar la imaginación de la que hace gala en su infinidad de obras, observaciones sobre su persona… esa noche le prometí que me leería su preferido “It” así que cuando me vi delante de semejante cantidad de libros suyos, no dudé en buscarlo, encontré varios de diferente editoriales y finalmente me decanté con el que menos ocupaba y pesaba, que, a este paso, entre libros y regalos voy a tener que facturar dos maletas mas a la vuelta. Ayer por la noche comencé a leerlo y la intriga m empieza a cosquillear, así que dividiré mi tiempo de lectura entre ese y el otro que tengo entre manos, aunque casi lo estoy acabando.
En seguida nos iremos a conocer esta nueva ciudad, Dunedin, ciudad universitaria, comeremos por ahí (tengo ganas de ir a un japonés) y mañana dedicaremos más tiempo para recorrer sus diversos recovecos y lugares de interés, estaremos aquí 3 días y, a pesar de ser una enorme ciudad, creo que no habrá inconveniente en verlo todo con tranquilidad.
A pesar de todo, mi mente está en nuestro siguiente destino, Kaiokura, donde se pueden divisar sin mucha dificultad ballenas, más concretamente rorcuales cachalotes, esto sí que hace que me hierva la sangre al imaginar a tremendos seres avanzando en el mismo mar en el que yo me encuentre emitiendo sus cantos y movimientos en las aguas…
Bueno pues, aquí me despido hasta el próximo capítulo, esta vez he tardado algo más en escribir debido a la vida en carretera y que no siempre me es posible conectarme a internet. Por cierto, no sé cuantas personas seguirán mi blog, capítulo a capítulo, y me pregunto si será fácil de leer o cansará o engancha o simplemente deja indiferente, sólo sé de alguno/as, a las que os agradezco vuestra dedicación y que saquéis un ratito de cuando en cuando para leer a esta muchacha locuela, a los de España, porque me decís que leyéndome parece que estoy ahí cerquita vuestro y podéis imaginar a cada momento lo que voy narrando y a los que, sorprendente y gratamente, me leen en NZ, compartiendo conmigo esta magnífica tierra y poniéndole rostro a los lugares de los que hablo con tanto, me alegro de corazón que os lleguen mis palabras.

1 comment:

  1. La sensacion de entrar en una libreria, mirar a todos lados y no saber por donde empezar es increible! ya me contaras q te ha parecido IT, xq yo lo tengo como trauma infantil, cuando tengo pesadillas sueño con ese maldito payaso!

    Una vez guapa, ha sido un autentico placer leerte, te sigo imaginando delante mio haciendo millones de gesto narrando todo, describiendo los olores, las palntas etc

    Disfrutaaaaaaaa!!!!

    te quiero!!!

    muuuuuuuuuuuuuuaaaaaaaaaaaaaaaaa

    ReplyDelete