Sunday, 12 June 2011

Trebol de 4 hojas

10:10 h. Wednesday 8 June 2011-06-09


Las focas; esos animales torpones y perezosos que invierten la mayor parte de su vida en recostarse sobre las rocas y planicies de hierba de la costa, su costa.
Si te acercas más de su gusto, se giran emitiendo un gruñido de advertencia e incluso expulsan algo así como un estornudo para manifestar su desacuerdo en cuanto a tu proximidad, la de los impertinentes humanos que osas a invadir sus dominios y su hogar, no obstante, parecen adecuados a las miles de visitas que supongo que a lo largo de todo el año tantas personas realizan a sus playas.
Están espléndidas repanchingadas al solete en grupos de 5 o 6 dependiendo de la zona pero a veces, se ven algunas solitarias sin saber muy bien el por qué, quizá alguna disputa entre machos, quizá su avanzada edad, o quizá no haya ningún quizá y en esos recodos del enorme paseo es donde han decidido pasar sus relajados días.
Resulta divertido verlas correr, mitad salto mitad arrastrándose hasta el agua, o rascarse la cabeza con sus aletas superiores, por qué nos hará tanta gracia ver a los animales comportamientos que creemos nuestros? Creo que ahí reside el éxito de las películas de animales que hablan con dicharacheras voces que resultan, generalmente conocidas por cómicos/as.
Estas focas han elegido un bello lugar para vivir, mis palabras jamás harían justicia a lo que hoy veo; diversas formaciones de roca arenisca y caliza bajo este luminosos sol de mediodía, con sus brillos y destellos, sus arenas y la infinidad de tipos de conchas y caracolas que las poblan dándole al lugar un aspecto de lo más encantador.
Con una bolsa en la mano, he ido recogiendo algunas, las pauas, con sus tonos verdeazulados y nácar se muestran en todo su esplendor cuando se ven bañadas por el agua del mar, ya tengo 5 del tamaño de una mano, son magníficas y, si no las hubiese visto en las cientos de tiendas de souvenirs a lo largo de este país y me topase con tan solo una de ellas en esta misma playa, mi sorpresa y alegría serían mayores, pero sin quitarles la importancia que se merecen, intentaré transportar al menos alguna de ellas cuando llegue la hora de partir de nuevo.
Vamos en un bus a Blenheim, donde haremos una parada de tan solo una hora hasta salir hacia Nelson, allí me encontraré con los recuerdos de tan solo hace un mes, con toda esa gente divertida y amistosa que descubrí, lástima que ya nadie de entonces permanezca allí, ya que la mayoría andan desperdigados por Asia o NZ, aunque tengo la esperanza de volver a encontrarme.


13:00 h.

Segundo autobús y último del día.
Vamos recorriendo miles de yardas de campos repletos de viñedos cultivados y distribuidos en líneas paralelas, esta ciudad es famosa por su vino blanco, aunque yo, sigo prefiriendo el sabor de vino tinto, y de beber alcohol, es lo que solicito en los bares cuando salimos, me estaré haciendo mayor? Se estará refinando mi gusto y mi paladar?


19:00

Hoy toca de cena menestra de verduras y esta mañana, hablando con mi madre, mi hermano y mi aita por Skype en la biblioteca, mi ama me ha preguntado que si como bien y le he respondido: pero no me ves que hermosa me estoy criando? y si… he engordado algún kilillo desde que vine, la falta diaria de deporte, pero bueno, que ni tan mal, ya que ya se sabe… las exuberancias que hacía tiempo que no tenía en la parte superior de mi cuerpo se ven más lustrosas que nunca, estoy hecha toda una mujerona!
Pues sí, nuestra dieta es bastante variada, no le hacemos ascos a nada y cuando voy al super me encanta, mientras observo las verduras, la pasta, la carne y el pescado o los frutos secos, inventar platos que probablemente existan a pesar de que yo me crea pionera en todos ellos, disfruto de los alimentos sobremanera y además aquí estoy conociendo y probando algunos nuevos.
Esta tarde hemos estado en unos jardines japoneses que, dada su relativa proximidad al país, se dan en algunas ciudades y le dan un toque oriental que me gusta, algunos de ellos evocan a los jardines Zen en miniatura en los que se pueden dibujar ondas con un rastrillo sobre la arena, disponiendo las rocas en uno u otro lugar. En este tipo de jardines predominan los arces, que dado a que aquí estamos en otoño, están en todos anaranjados y amarillos ofreciendo un armonioso colorido junto con los perennes pinos con su verde intenso, también hay pequeños lagos con puentes en forma de media luna de no muy gran tamaño, que unen los pequeños estanques. He sacado en especial varias fotos en los que se puede apreciar un árbol reflejado en el agua y fuera de esta, como gozo experimentando desde ángulos diversos y poniendo posturas rimbombantes con tal de conseguir el efecto deseado. Una vez más, no existe la prisa, los planes van surgiendo como mucho la noche anterior.
La última vez que estuve aquí se me quedaron varias cosas por hacer y sitios por conocer en el tintero, como por ejemplo ir al recomendadísimo Parque Nacional Abel Tasman, así que he pensado que podíamos alquilar un cochecito económico, sin recurrir a las furgonetas, y hacer viajes de un día o invertir más de uno y dormir en alojamientos por allá, aunque creo que me decanto más por la segunda opción, mañana iré a preguntar en la oficina de turismo a ver qué opciones me dan.
Hoy antes de comer hemos recorrido la ciudad y he pasado por algunas tiendas en las que vendían gorras, ya de antes me gustaban y creo que son un complemento que otorgan un estilo especial a quien las lleva, pero he descubierto un nuevo vicio y ya he comprado 5 desde que llegué; dos gorros de lana y tres gorras tipo visera de diferentes estilos. Espero parar ya pero es que se me van los ojos cada vez que me asomo a algún escaparate en el que lucen muchas de ellas en sus expositores, he sido realmente consciente cuando mi aita antes durante la conversación me ha dicho que cada vez me veía con una diferente, así que he decidido que ya va siendo hora de parar en mi peregrinaje, porque empiezo a pensar no solo en el peso de mi sufrida maleta, si no en su espacio sobrante, que sumando los regalos que ya llevo, no sé como lo voy a hacer, aunque ya hace tiempo decidí que hay algunos pantalones los regalaré en el último albergue en Auckland, antes de coger el vuelo, entre eso y las conchas enormes que voy portando de una ciudad a otra… que va ser de mí! Pero en fin, optimismo! Confío en que no habrá problema y no tendré que facturar como si llevase otra maleta. La cena está hecha… huele exquisito en la cocina, verduritas sabrosonasssss!


10:00 h. Friday 10 June 2011

Día algo lluvioso en Nelson, desde mi cama siento la lluvia caer sobre el mojado pavimento, y los coches pasar con ese sonido tan característico de la goma de los neumáticos chocar contra la carretera, por un momento, es otoño en Bilbao.
Y pensar que estoy en junio… el clima tampoco es que sea polar aquí, ni mucho menos, y, como me dijo la chica que me atendió en la embajada antes de venir, el clima es muy similar al del País Vasco y después he podido comprobar que es cierto.
A pesar de la lluvia seguiremos adelante con los planes para hoy, que no se diga que la lluvia amedranta a una de Bilbao. Además hay varios museos que son una alternativa estupenda a días como hoy.


21:00

Después de cenar, en la salita de la tele, unas chicas que han llegado hoy han puesto la peli “Avatar”, me gusta esa peli, pero hemos quedado con un chico mexicano que hemos conocido durante la cena en la cocina para salir por el pueblo a dar una vuelta, hoy viernes estará animadillo.
Durante la mañana en la biblioteca, como llovía, se me ha ocurrido hacer un juego a la gente de mi facebook basado en preguntas sobre el blog que escribo, las elaboraré ahora y mañana las subo, a quién responda antes y en tiempo récord, le llevaré un regalito made in Nz. A veces me sorprendo a mi misma de mis propias ocurrencias, y me imagino quiénes me responderán primero, me parece una forma divertida de que mis amigos conozcan más de este lugar.


15:00 h. Saturday 11 June 2011-06-11

Sábado de mercadillo, que gran evento, el primero que visito desde que estoy aquí, como siempre todo me ha gustado.
Los comerciantes ofrecían desde prendas hechas a mano, hasta mieles y mermeladas, cremas de muchos agradables aromas y texturas, gorros de fieltro, cerámica… y también había carritos y puestos que hipnotizaban con su olor; crepes de chocolate y nata, muffins de diversos ingredientes, perritos calientes, emparedados de queso feta… todo con una pinta deliciosa.
Yo he comprado una carioca, que es como un silbato hecho de barro y pintado a mano con pequeños orificios por los que sale el aire cuando soplas para emitir el sonido, también se puede llevar de colgante. Ya tengo comprados casi todos los regalos para familia, amigos y compañeros de trabajo.
También he elaborado la lista de 20 preguntas para el “Quiz” sobre mis anécdotas, calculo que al menos 4 personas lo respondan y casi puedo adivinar quién puede ser el ganador o ganadora. Será divertido.
Hoy a la tarde quería ir a la piscina de aquí pero la recepcionista del albergue me ha dicho que hoy sábado cierran a las 17 h., bueno, otra vez será, supongo que en Wellington.
Luego iremos a la oficina de información para contratar el bus que nos llevará mañana al Parque nacional Abel Tasman, que goza de afamada reputación por su belleza, de ahí iremos al museo que, de los que llevo visitados aquí, ninguno me deja indiferente ya que de todos saco algún nuevo aprendizaje o una curiosidad que desconocía.
Desde este gran ventanal de mi habitación y recostada en este mullidito sofá, veo un monte bien verde detrás del cual asoma el sol, últimamente vengo teniendo una sensación tal vez más nítida de algo así como plenitud, todas las mañanas cuando empiezo a despertarme en la cama de cada lugar donde me encuentre, me invade un sentimiento de gozo, como si la vida me sonriera con una boca llena de dientes.


18:40 h.

Una vez más, paseando por veredas nuevas en busca de cada atardecer tonos coral y ocre que retener en las retinas, sin apenas darme cuenta del paso del tiempo, en la oscuridad, se me antoja recordar viejas canciones que se mantienen intactas en mi memoria, y me pregunto por qué las recuerdo ahora y no antes, tal vez porque tenga más tiempo o más calma, pero me gusta sentir todas esas sensaciones ya vividas, es como si se tratara de afianzar un poco más mi identidad.
De repente, me da por pensar en por qué recordamos ciertos momentos y no otros a lo largo de nuestra existencia y en cual será el motor que rueda en el alma de cada uno.
Cada anécdota en la memoria son retales que tejen nuestra manta de la vida, esa que nos arropa en los días de frío, esa que forma paso a pasito nuestra historia, única y especial. Porque… qué es capaz de curar el frío del alma? Solo cada cual lo sabe y tiene la respuesta para que esa manta no se la lleve el viento y se quede al lado nuestro hasta en los días de calor, y en eso hay que estar, en que brille el sol cada día, aunque afuera haga frío.


13:00 h. Sunday 12 June 2011-06-13

Playas de arenas doradas que brillan como diminutos diamantitos. Me encamino por una senda desde la que puedo ver el agua tranquila muchos kilómetros mas adentro.
En la senda, rodeada de paredes de musgo y enormes helechos que se elevan varios metros por encima de mi, siento la humedad y el olor a tierra humeda, cojo un pedazo de musgo y aspiro su olor, huele igual que siempre, igual de fresco y puro, cuatro horas de caminata hasta la base de los taxis de agua y de allí, a eso de las 16:30 h. nos llevaran de regreso a Nelson, hermoso dia soleado que elegimos, parece dia de primavera, a partir de ahora tiempo mas calido ya que vamos subiendo hacia la isla Norte, siguiente destino: Dunedin.
Hasta pronto aventureros /as!

1 comment:

  1. Guapa!ya he visto las fotos de las focas, al principio me he asustado xq he pensado q estaban enfermas o muertas y he dicho: q hace vir?? pero luego ya me he tranquilizado! Estoy con tu aita cada vez apareces con un gorro o gorra nueva pero todos me gustan! jajajajajja Sobre las 20 preguntas... tenia ya las respuestas te las iba a mandar ayer pero no me dio tiempo, bueno no pasa nada, te sigo leyendo! muxus muy gordos!

    ReplyDelete