Saturday, 7 May 2011

Respirando el mundo...

 hOLA VIAJEROS!! YA ESTOY DE NUEVO AQUI!! SIENTO LA TARDANZA DE ESTE NUEVO CAPITULO, PERO ESPERO QUE OS ENTRETENGA SU LECTURA TANTO COMO A MI VIVIR LAS EXPERIENCIAS... AHI VA EL CAPITULO SIETE.....

15:00 h. Wednesday 27 April 2011-05-06

Terminal del puerto del ferry de Wellington, destino Picton, Isla Sur, mañana de esperas, tiempo lluvioso y 9º C, mirando al mar tan revuelto me da por añorar el verano y las temperaturas cálidas, mi cabeza no para de maquinar planes estivales: Amsterdam: me dejaste tan buen sabor de boca, Australia; todos me hablan tan bien de ti… y de pronto, un nuevo destino merodea mis pensamientos… Asia, con su envolvente exotismo, cierro los ojos y me imagino en tantos destinos e intento organizar mi tiempo hasta el fin de mi excedencia; 12 de diciembre de 2011, no quiero que pasen las horas, quiero estar libre el resto de mis días, si otros lo hacen, porque no yo? La sombra de la obligación y las responsabilidades anda siempre en el lado opuesto de los sueños y anhelos, otra vez la balanza no sabe en cual de los dos extremos situarse, por el momento… CARPE DIEM! Estoy cumpliendo un sueño perseguido hace mucho, me enorgullezco por ello y por querer aspirar siempre a más, afán de superación que no cesa. Por cierto… los acentos y las eñes han vuelto a mí, Gracias al ordenador de la Nines.
El ferry se retrasa, es hora de comer y me siento hambrienta, me quedan 2 manzanas, 2 mandarinas, una botella de leche sin empezar, cereales y mis inagotables aceite y vinagre, en la vida del mochilero la comida se hace tan importante que se empiezan a valorar cada paquete de arroz o cada pieza de fruta hasta límites insospechados.
Legaremos a Picton en 3 horas, día de transitos y esperas, y siento que tengo ganas de salir a bailar, arreglarme un poco, pintarme los labios y tomarme un kalimotxo o un vinillo delicioso, por cierto, el vino y la coca cola por aquí les parece una mezcla monstruosa, en cambio se bebe cerveza con gaseosa, mas imbebible y monstruosa aun.
El mar esta revuelto, desde la gran sala de espera se ven las olas chocar contra el muelle, mientras lo observo me da por pensar en que harán todas esas personas que he dejado atrás, dónde estarán, muchos de vuelta a sus países y otros, lo más curioso, es que me los cruzo en el sitio más alejado que los vi por primera vez, Nueva Zelanda es más concurrida de lo que parece y he llegado a la conclusión de que la mayoría visitamos los mismos sitios.
El Interislander se retrasa y me gustaría conocer Picton de día, pero m conformaré con su noche, mañana mi bus sale a Nelson a las 12:30 h. y planeo 3 días allí visitando playas y valles, opuesto a Wellington, una de cal y una de arena, asi ha de ser.

17:16 h. Wednesday

Las vistas desde el ferry son impresionantes, el balanceo que el fuerte oleaje le propina invita a dormir y la canción “entre dos aguas” de Paco de Lucía me relaja aun más. He pedido unas “fish and chips” en el buffet de a bordo y tengo modorra, sin embargo, quiero llegar a tierra, calculo que falta media hora.
He recorrido todo el ferry de punta a punta y en la cubierta el viento y la lluvia azota sin piedad y con furia, sin embargo, eso no me ha impedido disfrutar del paisaje.

21:00 h. Thursday 28 April, 2011-05-06

En la camita de mi nuevo hogar durante los próximos 3 días me dispongo a narrar los nuevos acontecimientos desde ayer.
El albergue de Picton resultó ser un auténtico desastre, las sábanas de la cama que el recepcionista me asignó olían a tremenda humedad así que ni corta ni perezosa, mientras me hacía la cena, las coloqué en la terraza en la cuerda con dos pincitas sobre la cuerda que había de puntoa  punta para que se orearan mientras yo cenaba.
Por suerte la cocina era amplia y, como llegué hambrienta, salía la calle en busca de un supermercado o similar con la palabra: VERDURAS escrita en mi mente, hacía días que no me alimentaba sano dado que las patatas fritas abundan últimamente en mi dieta, así que una vez mi organismo reclama: fruta y verdura.
A la mañana, tras desayunarme un barril de cereales con leche y miel salí con el caparazón a cuestas a buscar la estación de autobuses, mi bus salía hoy a las 12:15 h. pero por razones desconocidas ha tardado una hora más en encender motores, y ya por fin, me encuentro en Nelson, el albergue pilla algo alejado del centro pero a su vez muy cerca de la playa y tiene más cosas a favor: prestan bicicletas siempre que quieras, hay café con leche y tes siempre que se quiera, 2 ordenadores con internet gratis y lavandería disponible para los alberguistas las 24 horas, sin pagar los 4 dolares que se acostumbra, al principio, al llegar al país, ésas cosas no son determinantes a la hora de escoger alojamienton, pero a medida que pasan los días vas valorando esas comodidades y se convierten en razones de peso a la hora de escoger, pequeños detalles que marcan la diferencia. Y si, creo que puedo decir que aquí estaré como en casa, porque ya en la cena una chica se ha puesto a conversar conmigo, argentina, que conoció a otro chico alemán hace tres meses y desde entonces son compañeros de viaje inseparables, muy salados ambos, en cuanto te oyen hablar en lengua hispana, de inmediato se une a la conversación más gente, añoranza de la tierra supongo, acuden un chileno, un italiano, mas argentinos… creo que aquí haré grupito como en Paihia.
Me siento cansada, esta habitación no es muy grande y está todo manga con hombro, aun es pronto para dormir, bajaré un rato a la sala de estar en la que también hay billar y futbolín, y en un rato subiré al cuarto a descansar y coger fuerzas para mañana conocer muy bien la zona a lomos de una de las bicicletas.

Monday 2nd April  2011-05-06

Después de 4 días sin escribir ni media palabra en mi diario de viajera, ahora, con la serenidad que me proporciona mi nueva espera en la terminal del ferry, puedo mirar atrás y recapitular hechos sucedidos en los últimos días.
“Hogar dulce hogar” esa ha sido mi impresión desde el minuto 1 aquí. Días divertidos y excitantes.
El jueves ya en la cena observé los dos grandes pero revueltos grupos que allí se hallaban: los alemanes, ingleses ye irlandeses y por otra parte los argentinos, chilenos, uruguayos, italianos y yo, única chica española de los alrededores, aunque ciertamente me he sentido una más.
Es divertido conversar sobre dialectos y diversas formas de llamar a una misma cosa con palabras dispares, incluso se me han acabado pegando el acento sudamericano y adoptando palabras que ellos usan… gente latina: pueblo cálido.
Ese día, nada más desayunar y tras recibir varias sugerencias sobre mi posible itinerario a fin de conocer mejor la zona, cogí una de las bicis y un casco y comencé a pedalear con ganas de hacer una ruta aventurera en busca de sitios nuevos tan magníficos que no me pueda resistir a fotografiar.
En mi primer trayecto, bordeé todo el paseo de la playa hasta llegar a una especie de parque acuático/minigolf situado a las afueras, casi llegando a Richmond, pero luego decidí dar la vuelta para, tras recorrer la ciudad callejeando dirigirme a unas sendas que conducían a un mirador con gran significado por tratarse en su punto más alto, del centro geográfico de Nueva Zelanda, amarré la bici en un parque a las faldas y fuy subiendo, fue hermoso ir oteando la ciudad a medida que ascendía, con el mar resplandeciente al fondo y cubierto de destellos por el reflejo del sol, un día estupendo, por lo que me quede disfrutando de la vista por lo menos dos horas, tiempo durante el cual, transitaban a menudo varios visitantes como yo, mientras, las mariposas se posaban en mi mano con total osadía, divertidas mariposas.
   El sol brillaba en lo alto y decidí seguir pedaleando, viendo pequeños riachuelos, lagos y veredas mágicas repletas de energía.
   Cuando llegué a el albergue ya eran las 19:00 y, tras una larga ducha me preparé la cena: ensalada de col con zanahoria, aguacate, queso, tomatitos cherry y almendras y de segundo, tortilla de patata, que por cierto, triunfa la tortilla por acá!!, y ahora digo: que levante la mano a quien no le guste ese manjar de Dioses. (ni una sola mano, me temo…)
   Después de arreglarnos y hacer tiempo a base de cervezas en la inmensa sala de estar provista de sillones, mesa de billar (a la que llaman “pool”), futbolín, televisor… salimos a la calle dirección el centro para ir a los bares no hubo mucha diversidad musical pero la noche fue divertida, las chicas alemanas también son animadas y muy amigables (sobre todo cuando les da por empinar el codo, jejeje) pero la verdad, me reí mucho  esa noche, llegamos, comimos pizza y, tras cabecear largo rato frente al televisor viendo no sé muy bien que, me fui a la cama derrotada tras el agitado día y con las esperanzas de poderme levantar no muy tarde a la mañana siguiente para ir al mercado de los sábados de Nelson, pero me temo que una fotografía en un folleto sirvió como prueba suficiente de su existencia, pero a eso de las 15:30 fuimos el chico alemán, otros dops argentinos y yo a subir al monte Dun, y al llegar a la cima hicimos una bonita sesión fotográfica, con el atardecer de fondo, se nos hizo de noche bajando por medio del bosque y en varias ocasiones, tras escoger las sendas equivocadas, fuimos a parar a sitios por los que no habíamos pasado al subir, a pesar de todo fue divertido fantasear con que vendrían a comernos algunos animales salvajes, o asesinos en serie imaginarios, solo lamente no haber llevado mi linterna frontal. En el alberge nos esperaba una deliciosa cena a base de filetes milaneses, nos juntamos medio Hostel a la mesa y estuvo bien entretenido el banquete. Ese día no salimos a los bares porque el día siguiente, es decir, ayer domingo, fuimos a pasar el día a Nelson Lake, y a orilla de este jugamos a futbol (me sorprendía a mi misma después de años sin tocar el esférico), a algo parecido al voleyball, tocaron la guitarra y yo subida a lomos de una nevera de camping simulé tocar el cajón flamenco… cantamos canciones de Maná, de Elvis Crespo y de otros muchos que por alguna razón me sabía la letra, pero no el autor, fue un día agradable, cuando se puso el sol y empezó a refrescar, fuimos recogiendo las neveras y los bártulos y nos dirigimos a la casa tras un trayecto en coche de hora y media.
   Yo estaba algo larri porque me daba pena dejar esa cuadrillita tan y chistosa, allí hay muchos que llevan meses, y la mayoría tienen “working visa” (permiso de trabajo), que te permite estar en el país 12 meses y trabajar 6 de ellos, yo lo mire para España y solo había 200 plazas y en las primeras horas se agotaron todas, en cambio para otros países como Italia y Argentina salieron 1000 y también volaron en cuestión de horas. NZ: destino ansiado.
   En resumen en este lugar, al igual que en Paihia, en la bahía de las islas, me he sentido muy integrada y eso me da fuerzas para seguir disfrutando de mi viaje.
   Ahora mi destino es Wellington de nuevo, y desde allí me dirigiré a Auckland de vuelta después de 17 días ayer recibiré a la segunda trotamundos Nines en el aeropuerto, probablemente con alguna pancarta de bienvenida y ambas proseguiremos las andanzas por estas tierras.
   Es sur me espera, aun tengo dos meses más asi que no me importa retroceder en el camino, porque ahora lo reanudaré acompañada.

   18:23h Monday.
 
 Estoy alegre pese a mi preocupación inicial acerca de la existencia de una autobús nocturno con dirección a Rotorua, a mitad de camino, y con el temor de pasar una noche más en Wellington he conseguido observar uno que va directamente a Auckland que sale dentro de hora y pico, genial, y por otra parte se esfuma la idea de moverme haciendo autostop. Y sí, yo también pensé en un primer momento que era de majaras si quiera planteármelo, pero eso solo hasta ser consciente de que muchos viajeros y viajeras se recorren así todo el país, que es algo muy usual y que no entraña riesgo alguno, aunque cuando llegue Nines tampoco descarto la idea de que nos movamos así, a ver que opina ella, jejejeje.
   Me voy a comer un viaje en bus de 11 horas en total de las que, al menos la mitad pretendo sumergirme en el mundo de Morfeo, en el viaje en el ferri (mas lujoso por cierto, que el de ida) he conseguido dar 2 cabezaditas, después de que un italiano me comentase la posibilidad de que si me quedaba aquí, le llamara para tomar algo esta noche… eeeeeeeee…. Venga va, en este momento no hay cosica que mas pereza me dé, le he agradecido su invitación con la educación que me caracteriza (y la cortesía, el saber estar, el talante…) pero he objetado que salida por la noche a nuevo destino.
   Me pican las piernas y es que ayer en el lago fuimos pasto de millares de incordiosos mosquitos que inundaban la zona, me restregaría contra un cactus porelamordedios.
   Ahora, en la acogedora cafetería de la estación, voy a tomar un vaso de leche de colacao caliente y un muffing (una magdalena venida a más) de nueces, en mi mochila aun queda parte de la compra que hice en Nelson: huevos, brócoli, queso, ensalada y los inagotables sal y pimienta del Mc Donals y los eternos aceite y vinagre que me acompañan a todas partes, “nunca un aliño duró tanto”.
   He puesto a cargar el móvil en un enchufe de la cafetería y espero no abandonarlo aquí en un descuido, por ahora lo único que he perdido ha sido la parte de arriba de uno de los bikinis, el viajar sola te hace chequear a menudo lo que llevas, y, al no ser mucho, se convierte en una tarea no muy complicada, mañana me reencontraré con el resto de mis cosas y cierto es que tengo ganas de variar de vestuario y no hablemos de comprar ropa nueva, pero me he prometido no ser consumista y comprar únicamente lo estrictamente necesario.
   Voy en el bus y dentro de mi suena la canción de Bebe y Luis Pastor: “aguas abril flores en mayo” y me entran ganas de llorar de alegría.

2:30 AM.
 
 Parada a mitad de camino, ciertamente, el viaje, a pesar de ser largo y recorrer la isla Norte casi de punta a punta, no se me está haciendo pesado, varios asientos más adelante, un ser mitológico ronca y duerme como creo que nunca lo había hecho, como una bestia hibernando. El conductos mientras hacia el recuento antes de seguir me ha sorprendido escuchando a BONNIE TYLER en pleno “total eclipse of the heart” metiéndome en el papel en mi faceta más exagerada de estrella del pop, y que cara debía estar poniendo para que me preguntara si me encontraba bien, en fin… intentaré dormir un rato mas ya que solo queda 4 horas para llegar y me da por pensar en donde estarán donde están las postales que envié hace 16 días.

6:50 AM.

   Llegamos… hermoso amanecer, el primero que contemplo desde este lado del mundo.
 
22:00 H.  Wednesday 4 May 2011-05-07

   Hoy hace un mes que salí del Bilbao dirección Madrid para coger mi primer avión, he pasado todo un mes y parece que fue antes de ayer, mañana voy a el aeropuerto a recoger a Nines y tengo verdaderas ganas de compartir mi aventura con ella, la pobre estaba con los nervios a flor de piel, me hago cargo, aunque no pueda evitar situarme en la posición de la anfitriona, de la que ya lo ha vivido y está aquí para dar ánimos, para decir que todo va a ir sobre rudas y si no, a los hechos me remito, que aquí estoy yo sin dar palo al agua y disfrutando cada minuto de mis días de libertad intentando buscar el modo de no trabajar nunca más, pero siendo consciente de que todo esto no hubiera sido posible sin mi esfuerzo diario y los miles de malabares necesarios para compaginar mis dos trabajos, y he llegado a la conclusión que esta es mi recompensa: mi premio bien merecido.
   El día de hoy a transcurrido tranquilo he desayunado y he salido dirección Mission Bay, una buena caminata en la que he alternado varias rutas desconocidas he almorzado en la playa y vuelta a la ciudad, ¿he dicho que ayer desapareció  mi comida de una de las neveras de la concina? Hablando con un chico que ya conocía de la primera vez que estuve aquí me dijo que las que no están etiquetadas las retiran, ¡menuda gracia! Por suerte ayer hice nueva compro sobre todo mucha fruta.
   Me voy a dormir que mañana tras desayunar y ducharme cogeré el bus dirección “City of Sails” el aeropuerto de esta ciudad.
Good night genteee!!

21:45 h. Saturday 7 April 2011

Hoy por fin despues de nosecuantos días voy a publicar el octavo capítulo de mi blog, he de recalcar que he recibido amenazas de que si no seguía escribiéndolo mi vida correría peligro, la verdad que cuando comencá creí que sólo lo seguirían mis padres y poco más, pero veo que a la gente le gustan mis andanzas, por muy aburridas que me parezcan a mi a veces que alimentan ilusiones y que a muchas de las personas que las leen les dan ganas de viajar o de venirse para acá con nosotras, a una ya he copnvencido, todo sea que acabemos formando una comunidad vasca en tierras neozelandesas.
Desde que vino Nines antes de ayer hemos recorrido la ciudad conociendo lugares que hasta ahora no había visto, y mostrandole otros que he creído que le gustarían, y la verdad, no ha parado de hacer fotos a todo desde que llegó, me recuerda a mí cuando llegué, la emoción de las primeras semanas…
Ayer hicimos una caminata de varias horas de la que llegamos destrozadas al albergue, durante todo el paseo, vinimos cantando canciones que ambas nos sabíamos y la vuelta se hizo muy amena entre confesiones e historietas, quien nos lo iba a decir, que no? De compañeras de trabajo a compañeras de viajes! Antes de ir a buscarla, le confeccioné una pancarta con varios folios que pedí en la recepción que ahora luce orgullosa en nuestra habitación.
Hoy hemos ido a la biblioteca para reservar vuelo para Chrischurch, donde sucedió el fatídico terremoto en Septiembre y más tarde en Febrero, mucha gente por el camino me ha ido hablando de él, algunos lo vivieron en primera persona y otros desde otras ciudades de alrededor, pero todos coinciden en que fue un tremendo y que dejó una huella imborrable en la hermosa ciudad y en los tristes corazones de los neo zelandeses y sus visistantes, aun varias zonas siguen sin electricidad y la peor parte se la llevaron las incontables iglesias situadas en el casco histórico, una verdadera tragedia, así que el lunes que viene, el 16, haremos un vuelo de hora y 20 minutos para conocer la zona y ver de cerca lo que solo vimos en los telediarios.
Hoy hemos cenado por la cara en el bar Globe, que pertenece al albergue, ya que invitaban a pizza, que digo pizza!! Miles de tipos de pizza colocadas en línea en varias mesas en fila que han tardado en desaparecer cosa de un cuarto de hora, y aquí estamos, en la zona gossip, zona de ordenadores, nos daremos una duchita y saldremos a bailar a un bar recomendado donde ponen bachata, merengue, salsa… a divertirse puesss!!
Por cierto, esta noche pasada, a las 4 de la madrugada nos ha despertado a nosotras y a las alemanas de nuestra habitación la alarma de incendios, por dios! Que susto, al principio y entre sueños, pensé que era la alarma de móvil de una de ellas, pero, tras remolonear un instante en la cama, he saltado, me he puesto lo primero que he pillado y hemos sdalido a los pasillos donde multitudes del albergue se apiñaba por bajar por la escalera de incendios, a pesar del susto, ha sido divertido ver a la gente con cara de malas pulgas, otros con la legaña aun, todos en pijama o similares, más los que acababan de llegar de jarana, todos en la calle a esperar que vinieran los bomberos atómicos a apagar la alarma y a decirnos que algun había roto el pulsador de incendios de la segunda planta (algún borrachillo con ganas de incordiar) y por ello había saltado la alarma, hemos subido cada uno a nuestros aposentos cuando, al de una hora, ha vuelto a sonar ese ruido horripilante, menuda bromita!! Justo cuando estaba cogiendo el sueñó otra vez!! Esta vez la gente ya bajaba con sus mochilas y todo, incredibol!
Bueno, me despido con esta anécdota hasta el próximo capítulo, pasado mañana nos vamos a rumbo desconocido en una super caravana que hemos alquilado para los próximos 8 días, hasta que nos vayamos a Chrischurch en la isla Sur, tiene cama con sus sabanas u mantas, cocina… que ganas de andar a nuestro aire sin depender de horarios de buses ni nah! La vida pirata! Lo divertido será comprobar que no nos vamos al carril izquierdo como dos paquitas desorientadas!! Vaya cuadro!
Por cierto, hoy día 7 hago un mes exacto aquí!! Cumplemeses feliz!! Aun me quedan 2 más!!!
Un muxu enorme para todos y todas! Que sepáis que os estamos esperandoooo en esta parte del mundo!

La txiripitifláutica.

2 comments:

  1. En el reportaje que dieron en la tele justo antes de irte enseñaron imágenes de lo del terremoto, es ahí donde vas??
    Bueno, tú ten cuidado con los terremotos, los huracanes, ojo que las autocaravanas tienen su cosa pa conducirlas y sobre todo, VETE POR TU CARRIL! jajajaja. Ante todo, tengo comprobado que frenas siempre a tiempo, jajjaja (en silencio, claro)
    I ♥ you pekeño ratón de campo, sigue así, pero sigue escribiendo también porque sino cuando vuelvas no vas a parar de hablar, que dios nos pille confesauuus!!!! muakkkkk!

    ReplyDelete
  2. guapa!!!!! vas donde el teremoto? ya nos contaras! tu cuidate y disfruta de la caravana! q envidia maja!!! saca millones de fotos y no dejes de escribir xq leerte es como verte contandolo, como si estuvieses delante parloteando!!

    muxus muy gordos!!!! we miss you!!!!

    ReplyDelete